El riesgo de transmitir el virus del VIH se elimina completamente mediante un eficaz tratamiento con medicamentos. Este es el resultado de un nuevo estudio que ha sido calificado como histórico y es considerado un hito en la lucha contra el sida porque demostró que es posible frenar la propagación del virus que lo produce.

El tratamiento antiviral no es una cura, pero puede impedir que el portador propague la infección, mientras esté tomando sus medicamentos.

Sin embargo, expertos dicen que conocer su estado serológico es el primer paso, seguido por la obtención de un plan de tratamiento.