Según una encuesta publicada por C.S. Mott Children's Hospital, el 34 por ciento de los padres dice que este año no vacunarán a sus hijos contra la gripe. Las tres razones principales que dieron los padres para no vacunar a sus hijos son:

  1. Preocupación sobre posibles efectos secundarios 
  2. No creen que sean efectivas
  3. Sus hijos son sanos y no las necesitan 

La temporada pasada, 179 niños murieron de influenza, y cientos fueron hospitalizados por la enfermedad en Estados Unidos. Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, el 80 por ciento de los niños que fallecieron en el país no se habían vacunado. 

Aún cuando los médicos concuerdan en que la vacuna no es perfecta, aconsejan que es la mejor prevención en contra del virus.