La Corte Suprema revive reclamos de preso condenado a muerte en Texas

(Ashley Goodwin / U.S. Army National Guard)
Publicado: 9 ene 2023, 12:05 GMT-6|Actualizado: 9 ene 2023, 12:07 GMT-6
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

WASHINGTON (AP) — La Corte Suprema revivió el lunes las denuncias de un recluso de Texas que cuenta con el raro apoyo de la oficina del fiscal estatal que lo puso en el corredor de la muerte.

Los jueces desestimaron un fallo de la corte de apelaciones de Texas que se negó a otorgarle a la reclusa Areli Escobar un nuevo juicio. La corte de apelaciones del estado anuló a un juez de primera instancia que documentó las fallas en las pruebas forenses utilizadas para condenar a Escobar.

La acción del alto tribunal devuelve el caso a la corte de apelaciones.

Escobar fue declarado culpable y sentenciado a muerte en mayo del 2009 por el apuñalamiento fatal y la agresión sexual de Bianca Maldonado, una estudiante de secundaria de 17 años en Austin. Vivían en el mismo complejo de apartamentos.

El enfoque del caso de la fiscalía contra Escobar fue la evidencia del laboratorio de ADN del Departamento de Policía de Austin.

Pero una auditoría posterior reveló problemas en el laboratorio que llevaron al juez David Wahlberg del Tribunal de Distrito del Condado de Travis a concluir que el juicio de Escobar fue injusto.

“El uso por parte del Estado de pruebas de ADN poco confiables, falsas o engañosas para asegurar la condena (de Escobar) violó conceptos fundamentales de justicia”, escribió Wahlberg.

Cuando el caso volvió a la Corte de Apelaciones en lo Penal de Texas, los fiscales del condado de Travis ya no estaban defendiendo la condena. Los votantes habían elegido a un nuevo fiscal de distrito, José Garza, quien se postuló con la promesa de responsabilizar a la policía en Austin, la capital del estado y sede del condado.

Pero el tribunal de apelaciones se negó a aceptar, diciendo que había realizado su propia revisión que justificaba afirmar la condena y la sentencia, y no mencionó el cambio de posición de la fiscalía. Incluso después de que la oficina de Garza señalara que ya no respaldaba la condena, la corte de apelaciones mantuvo su fallo.

En su presentación ante la Corte Suprema, la oficina de Garza escribió que los fiscales tienen el deber de hacer justicia y que la corte de apelaciones “socava el papel histórico del Fiscal de Distrito en el sistema de justicia penal”.

Como era de esperar, los abogados de Escobar estuvieron de acuerdo y le dijeron al tribunal que su caso es tan claro que los jueces podrían revocar el fallo de apelación sin escuchar los argumentos.

“Si alguna vez hubo un caso que requería una revocación sumaria, es este caso capital. Negar la petición sería un grave error judicial”, escribieron.