“Mi corazón dice que está vivo”: Familiares mantienen la esperanza de rescate para mineros en México

Familiares de trabajadores atrapados esperan llenos de pesar, pero con esperanza, el resultado...
Familiares de trabajadores atrapados esperan llenos de pesar, pero con esperanza, el resultado de las labores de rescate.(Telemundo)
Publicado: 5 ago 2022, 12:20 GMT-5
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

(Telemundo Atlanta) - Cada minuto cuenta para los 10 obreros atrapados en las profundidades de una mina de carbón en Coahuila, México, mientras rescatistas siguen trabajando contrarreloj para sacarlos con vida.

Afuera, sus familiares viven el drama del rescate en primera fila, aferrándose a la esperanza de que sea exitoso, luego de que la mina se inundara el miércoles por una mala perforación que filtró el agua del río Sabinas a su interior, provocando un derrumbe que selló la salida.

“Mi hijo está allá abajo, todavía atrapado”, dice entre sollozos una mujer a los periodistas que han llegado de todo el país a reportar sobre el incidente que mantiene a muchos en vilo.

Por arriba la mina se ve apenas como un orificio sobre un montículo de carbón, al que los lugareños llaman “pocito” por su tamaño reducido, pero por debajo se extiende un largo trecho por un intrincado laberinto de túneles que se interconectan con otras dos minas.

Se cree que los trabajadores quedaron atrapados a una profundidad de casi 500 pies en ese sistema.

Uno de los trabajadores habría logrado el miércoles escapar de la inundación por la entrada de otro de los “pocitos” para pedir ayuda, según reportes de la prensa local.

Desde entonces, no hay noticias sobre los que quedaron dentro. Otros cuatro mineros resultaron heridos en el incidente.

“Ojalá y Dios quiera, porque yo digo que existen los milagros. Que estén bien y que salgan”, pidió uno de los hermanos de Mario Cabreales, de 45 años, uno de los 10 mineros atrapados y a quien describió como “la alegría de la familia”.

“Mi corazón dice que está vivo”, afirmó entre lágrimas Juanita Tijerina, hermana de otros tres trabajadores.

El gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, dijo que los rescatistas usarían bombas “de gran capacidad”, de más de 100 caballos de potencia, en las bocas de las tres pequeñas minas para drenarlas. Las autoridades federales instalaron plantas portátiles de luz en la zona para abastecer las bombas.

“Es importante resaltar que para llegar se tiene que bajar por tres pozos. Es complicado, pero lo hemos logrado”, afirmó la coordinadora de Protección Civil, Laura Velázquez.

“Lo importante es que se están ubicando las bombas que nos hizo llegar Conagua, estamos poniendo bombas en cada pozo, para extraer el mayor número de agua y tener acceso inmediato a las minas y rescatar cuanto antes a los mineros”, agregó.

La Marina de México también envió a seis buzos de sus fuerzas especiales para ayudar en el rescate.

La mina se encuentra cerca de la comunidad de La Agujita, municipio de Sabinas, en el cinturón carbonífero de Coahuila, una zona donde proliferan las operaciones clandestinas y los accidentes no son infrecuentes.

Funcionarios estatales han asegurado que la mina operaba desde enero y no existía ninguna denuncia por anomalías, reporta el diario El Universal. Sin embargo, obreros en la zona de la tragedia afirmaron en entrevista con Noticias Telemundo que les “faltaba material y ductos de ventilación”.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, advirtió que todavía no se sabe quién es el dueño de la mina, aunque aseguró que lo investigan.

“Vamos a buscar salvar a los mineros, a rescatarlos”, aseguró López Obrador.

Derechos de autor 2022 WKTB. Reservados todos los derechos.