Advertisement

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, asesinado a tiros en su domicilio. El Gobierno asegura que tiene bajo control la seguridad del país

El mandatario, en el poder desde 2017, murió baleado por hombres armados que asaltaron su domicilio de Puerto Príncipe esta madrugada. En el ataque resultó herida de bala la primera dama, que está recibiendo atención médica.
Jovenel Moïse - Empresario y político. (TELE GINEN / YouTube)
Jovenel Moïse - Empresario y político. (TELE GINEN / YouTube)
Published: Jul. 7, 2021 at 11:45 AM CDT
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

(TELEMUNDO) - El presidente de Haití, Jovenel Moïse, de 53 años, fue asesinado a tiros este miércoles por hombres armados que asaltaron su residencia de madrugada en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe, según confirmó el primer ministro interino, Claude Joseph.

En el ataque, que ocurrió cerca de la 1:00am (hora local de Haití), resultó herida de bala la primera dama, Martine Moïse, que está recibiendo atención médica, detalló Joseph.

El primer ministro interino, quien describió la muerte del mandatario como “un acto odioso, inhumano y bárbaro”, afirmó que la “seguridad del país está bajo control” y que “todas las medidas han sido tomadas para garantizar la continuidad del Estado y proteger la Nación”.

Joseph declaró el estado de sitio y pidió a la población mantender la calma.

Las calles de Puerto Príncipe, la capital del país más pobre del continente americano, amanecieron prácticamente vacías, aunque se registraron algunos saqueos.

“La democracia y la República ganarán”, aseguró Joseph.

El asesinato se produce dos meses antes de las elecciones presidenciales y legislativas convocadas para el próximo 26 de septiembre, unos comicios en los que Moïse no podía ser candidato.

El mandatario llevaba en el poder desde 2017 y gobernó por decreto durante más de dos años después de que el país no celebrara elecciones en 2018 y la oposición exigiera su dimisión en los últimos meses.

Moïse había convocado un referéndum el mismo día de los comicios para aprobar una nueva Constitución, un proyecto que no contaba con el apoyo de la oposición ni de la comunidad internacional.

El presidente de Republicana Dominicana, Luis Abinader, que condenó el ataque, anunció el cierre de la frontera común Haití y convocó una reunión de urgencia con los altos mandos del país, según informaron distintos medios.

Francia denunció el “cobarte asesinato” de Moïse, una condena a la que se unieron México, Colombia, Bolivia y Cuba.

La Casa Blanca dijo que se trata de un acto “horrible” y “trágico” y avanzó que el presidente, Joe Biden, sería informado a lo largo del día, de acuerdo con su portavoz Jen Psaki en declaraciones al canal MSNBC.

Haití atraviesa una fuerte crisis política desde mediados de 2018 y vivió su momento más grave el pasado 7 de febrero, fecha en la que Moïse denunció que la oposición tramaba un golpe de Estado con el apoyo de jueces.

De forma paralela, Haití atraviesa una honda crisis de seguridad, que se ha agravado en especial desde comienzos de junio por luchas territoriales entre las bandas armadas que se disputan el control de los barrios más pobres de Puerto Príncipe.

Los problemas económicos, políticos y sociales de Haití se han profundizado recientemente con la violencia de las pandillas en la capital, la inflación y la escasez de comida y combustible en un país donde el 60% de la población gana menos de dos dólares diarios. Estos problemas se producen cuando el país todavía intenta recuperarse del devastador terremoto de 2010 y del huracán Matthew que azotó en 2016.

Moïse nació en Trou du Nord, departamento Nordeste de Haití, el 26 de junio de 1968. Hijo de un mecánico y agricultor y de una costurera, en 1974 se trasladó con su familia a la capital del país, donde cursó estudios secundarios en el liceo Toussaint y en el centro cultural del colegio Canado Haïtien, regentado por los Hermanos del Sagrado Corazón.

Estudió Ciencias de la Educación en la Universidad de Quisqueya y en 1996 se trasladó a Port-de-Paix, capital del departamento de Nordoeste, donde creó la empresa Jomar Auto Parts y, poco después, explotó una finca de 10 hectáreas dedicadas al cultivo del banano.

Tras emprender varios proyectos empresariales, el 15 de septiembre de 2015 lanzó su candidatura para las presidenciales de ese año por el oficialista Partido Haitiano Tet Kale (PHTK).

En la primera vuelta de las presidenciales de octubre de 2015, Moïse fue el candidato más votado, con el 32,76 % de los votos, y pasó a la segunda vuelta de diciembre junto a Jude Celestin, de la Liga Alternativa por el Progreso y Emancipación Haitiana (LAPEH), quien obtuvo un 25.29 %. Pero, hubo denuncias de fraude masivo a su favor que obligó al aplazamiento electoral para revisar los resultados.

Después de que se invalidaran los resultados consiguió la elección presidencial en la primera vuelta en noviembre de 2016, con el 55.60 % de los votos y relevó al frente del país al interino Jocelerme Privert.

Moïse estaba casado desde 1996 con Marie Martine Etienne Joseph, antigua compañera de estudios.Con información de EFE y AP.