Corte Suprema fallará sobre intento de anular DACA

Corte Suprema fallará sobre intento de anular DACA

WASHINGTON (AP) — Añadiendo un caso de inmigración con mucho en juego a su agenda en un año de elecciones, la Corte Suprema dijo el viernes que decidirá si el presidente Donald Trump puede poner fin a un programa promulgado por el gobierno de Barack Obama que protege a algunos jóvenes migrantes de la deportación.

Los miembros de la Corte determinaron que en los próximos meses se presentarán los alegatos jurídicos, lo cual podría derivar en una sentencia hacia junio de 2020, en plena campaña por la reelección de Trump.

El presidente ordenó poner fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés) en 2017, lo que dio lugar a protestas y un intento fallido de salvarlo por parte del

 

.

Tribunales federales en California, Nueva York, Virginia y Washington D.C. han impedido la cancelación del programa. Un juez federal en Texas declaró ilegal el DACA, pero se negó a ordenar su suspensión.

El programa protege a unos 700.000 jóvenes, también conocidos como “dreamers”, que llegaron a Estados Unidos de manera ilegal siendo niños o que permanecieron con sus familias en el país luego de que sus visas se vencieron.

Las disposiciones del DACA probablemente seguirán vigentes al menos hasta que el máximo tribunal emita su sentencia.

El gobierno había pedido a la corte que tomara su decisión para fines de junio de 2019. Los jueces se negaron y demoraron las apelaciones durante casi cinco meses sin establecer ninguna medida y sin dar más explicaciones. La corte no aclaró las razones de la demora el viernes, pero expertos en inmigración han conjeturado que aguardaban otros fallos de tribunales de apelación, una ley del Congreso que consolidara el programa o nuevas medidas del gobierno.

Desde que asumió la presidencia, Trump ha mostrado de manera intermitente cierta disposición para crear un mecanismo de naturalización para los cientos de miles de inmigrantes que han estado bajo protección del DACA. Pero dicha disposición ha estado acompañada de exigencias para implementar restricciones a la inmigración legal y para construir un muro en la frontera con México, condiciones que los demócratas han rechazado.

Con la temporada de elecciones presidenciales y legislativas del 2020 ya en marcha o a la vuelta de la esquina, parece poco probable que alguno de los partidos esté dispuesto a comprometerse en materia de inmigración, un punto importante para los votantes de ambos partidos. Tres décadas de estancamiento en Washington sobre el tema ponen en relieve lo difícil que ha sido para los legisladores, y hay pocas razones para creer que un acuerdo esté al alcance de la mano.

En la campaña electoral, casi todos de más de una veintena de precandidatos presidenciales demócratas han prometido que trabajarán con el Congreso para crear un mecanismo para naturalizar a millones de personas que viven en el país de manera ilegal, empezando con los “dreamers”. Por otra parte, Trump considera que sus duras políticas de inmigración son un tema de campaña ganador que puede energizar a sus simpatizantes.

El gobierno del expresidente Barack Obama creó el programa DACA en 2012 para otorgar permisos de trabajo y protección de deportación a gente que, en muchos casos, ha vivido durante toda su vida en Estados Unidos.

___

Los periodistas de The Associated Press Alan Fram, Will Weissert y Don Thompson, en Sacramento, California, contribuyeron a este despacho.

Powered by Frankly