Suman 71 muertos por incendio en el norte de California

Suman 71 muertos por incendio en el norte de California

Suman 71 muertos por incendio en el norte de California

LUBBOCK, Texas -

CHICO, California, EE.UU. (AP) — Con 71 muertes confirmadas y más de 1.000 desaparecidos, las autoridades en el norte de California continuaban el viernes buscando a quienes perecieron y a los sobrevivientes de un devastador incendio forestal antes de una visita del presidente Donald Trump.

Se espera que el mandatario observe el dolor y daño causado por el siniestro de este tipo más grave de Estados Unidos en un siglo, y podría enfrentarse con el resentimiento de los locales por culpar del incidente al mal manejo forestal de California.

En una entrevista grabada el viernes y programada para transmitirse el domingo en Fox News, Trump dijo que estaba sorprendido de ver imágenes de bomberos removiendo maleza seca cerca del incendio y, agregó, “Todo esto debió ser retirado previamente con rastrillo”.

Los agentes hallaron otros ocho cadáveres el viernes, con lo que la cifra de fallecidos subió a 71.

La cifra de personas desaparecidas aumentó de 631 el jueves por la noche a más de 1.000 el viernes, pero el jefe policial Kory Honea dijo que la lista era dinámica y es posible que contenga nombres duplicados o mal escritos.

Dijo que en ella probablemente están algunos que huyeron del incendio y que no se han percatado que los reportaron como desaparecidos.

En las redes sociales, familiares y amigos ya han confirmado la muerte de algunos en la lista. Se ha ubicado a otros que se encuentran sanos, pero las autoridades no han tenido oportunidad de marcarlos como encontrados.

Tamara Conry dijo que nunca debió estar en la lista.

“¡Mi esposo y yo no estamos desaparecidos y nunca lo estuvimos!”, escribió Conry la noche del jueves en Facebook. “Ningún familiar nos busca... llamé y dejé un mensaje para que retiraran nuestros nombres”.

En los catastróficos incendios del año pasado en la región vinícola de California, las autoridades del condado Sonoma dijeron que en un momento dado tuvieron más de 2.000 personas como desaparecidas. Pero poco a poco redujeron el número. Al final, 44 personas murieron en varios condados.

En esta ocasión, el incendio prácticamente arrasó con la ciudad de Paradise, de 27.000 habitantes, y dañó severamente las comunidades periféricas de Magalia y Concow el 8 de noviembre, destruyendo 9.700 casas y 144 edificios de apartamentos, dijeron las autoridades.

Los bomberos estaban ganándole terreno al fuego, que había ennegrecido 575 kilómetros cuadrados (222 millas cuadradas). Estaba contenido en un 45% y no representaba una amenaza a zonas pobladas.

Esta sección de California, una antigua región de la Fiebre del Oro en las laderas de la Sierra Nevada, es hasta cierto punto territorio favorable a Trump, ya que en el condado Butte el mandatario derrotó a Hillary Clinton por 4 puntos porcentuales en 2016.

Sin embargo, algunos sobrevivientes resienten que Trump tuiteara dos días después del desastre para culpar de los incendios al mal manejo forestal. Amenazó también con retener pagos federales a California.

“Si insultas a la gente y luego los visitas, ¿cómo crees que te van a aceptar? No vas a tener un desfile”, dijo el miércoles Maggie Crowder de Magalia afuera de un alberge informal en el estacionamiento de Walmart en Chico.

Pero Stacy Lazzarino, quien votó por Trump, dijo que sería bueno que el presidente viera de cerca la devastación: “Creo que quizás al verla dirá, ‘Oh, Dios mío’ y ello podría empezar a abrir los ojos de la gente”.

En su entrevista con Fox News la víspera de su visita, el presidente reiteró su crítica. Al preguntarle si creía que el cambio climático contribuyó con los incendios, dijo: “Probablemente contribuye un poco. El gran problema que tenemos es el manejo” de los bosques.

___

Las periodistas de Associated Press Janie Har y Olga Rodriguez en San Francisco contribuyeron a este despacho.

Powered by Frankly